comments 6

Pongase en la fila señora!


Haciendo fila hoy en el banco no pude evitar escudriñar en lo incomodo de la situación.

Es innegable la existencia un protocolo no escrito, extensivo a todos quienes deseen hacer un trámite: mire hacia el frente con la mayor inexpresividad que le sea posible, péguese peligrosamente a la persona de adelante para maximizar el espacio (poder olfatearla sin mayor esfuerzo es un buen indicador) y muévase tan pronto quien le precede en formación lo haga.

Ahora bien, es justo preguntarse: ¿adoptan las personas estas actitudes robóticas por defecto cuando nos vemos congregados? ¿O tiene algo que ver el contexto en el cual hacemos filas? Me parece a mí, después de haber leído al señor Gladwell, que ciertamente el poder del contexto es el que nos influencia en estos casos.

Apuesto, superficialmente y sin ningún animo de concretizar, que un poco de música ambiental, unos cuantos cuadros, plantas y flores – en dos palabras…Wait Marketing – , harían maravillas en la sensación de espera y aumentarían:

1) Cantidad de matrimonios que se conoció haciendo fila

2) La fidelización de la gente para con la marca que tome dichas iniciativas.

Pero bueno, hasta que las empresas que generan tramites in situ no decidan hacer cambios contextuales que relajen el ambiente, se les pide encarecidamente no dejar escapar una sonrisa mientras esperan, pues lo más probable es que el resto de los asistentes asuman lo peor y retumbe con fuerza el grito: SE COLO!

6 Comments

  1. Mr. P

    Buen post Malinconi, buen post. Hoy fui a hacer un trámite a la municipalidad de recoleta, parece que ahí el concepto de “hacer la cola” es como para nosotros “Google Wave”.

    • Mr. P:

      Debo reconocer que me sobre paso vastamente en términos de vanguardia tecnológica y tuve que “wikipediar” su término Google Wave.

      ¿Debo entender que en las filas de la municipalidad de recoleta la gente interactua e intercambia chsimes de sus quehaceres diarios?

      Agradezco confirmación.

  2. Samuel Malamud

    Sr. Malinconi:

    En efecto el contexto es un elemento irresistible al momento de comportarnos en sociedad. Los usos sociales, mientras se reproduzcan uniformemente y las personas los acaten con la certeza de que se obedece a una norma vinculante, pueden en ciertos casos tener la misma fuerza y eficacia que la ley escrita.
    Así las cosas, los usos sociales que no llegan a tener la fuerza vinculante de una ley son igualmente relevantes; si bien no existe la posibilidad de sancionar su desobediencia con multas u otras penas, la mera desaprobación social constituye castigo suficiente para convencer a los buenos ciudadanos de que es mejor ceñirse a este “protocolo escrito”. (V.gr.: la hora límite para llamar telefónicamente de noche son las 22 hrs, tiene derecho a tomar un estacionamiento quien lo espera con una mayor antelación)
    Zanjando entonces la importancia de los usos sociales y del contexto en que se desarrollan, en ambos espectros (vinculante y no vinculante) , es que el tema adquiere relevancia (y ud. bien lo advierte), ¿de qué manera puede ser aprovechada la fuerza del contexto? y más aún ¿de qué forma se puede intervenir dicho contexto para transformar las experiencias (en este caso de largas esperas) en una ocasión agradable que permita desarrollar fidelidad con la empresa o mejor disposición para solicitar un bien o servicio?. El ejemplo ofrecido de “Wait Marketing” en vuestra publicación refleja con gracia tal importancia.
    Felicitaciones y desde luego a seguir creando!!!

    • Sr. Malamud:

      Aplaudo la elegancia de su prosa y la coherente exposición de la linea argumental. Agradecemos se haya tomado el tiempo para enriquecer la discusión y aportar desde su perspectiva profesional.

      Se le hace una humilde y entusiasta invitación a redactar un articulo, considerando ilustración mediante ejemplos, respecto al comportamiento, su poder para elevar normas a la categoría de vinculantes y para remover de la anterior aquellas normas que hayan perdido su vigencia pragmática.

      Muchas gracias por su comentario!

  3. Veronica Allendes

    Paulo:
    me sentí 100% identificada, ademas uno no tiene nada que mirar que aporte algo , entonces estamos todos en la fila mirandonos la uñas o peor que eso la caspa de la persona de adelante.

    Paulo eres Entretenido para escribir!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s