comments 2

Manejo Emocional


Subirse a un automóvil en Santiago de Chile en horas puntas, y otras ciudades sobre pobladas, tiene un notable efecto sobre el común de los mortales, te pone violento, impaciente, animalesco, irrespetuoso, etc. podemos decir con confianza que implica una carga emocional negativa.

Hemos sido testigos de cómo la percepción y evaluación de satisfacción se ve castigada por la carga emocional negativa que traen incorporados tantos conductores.

Lo anterior implica un desafío adicional para quienes leyeron La Importancia del Final, y se encuentran conscientes de la preponderancia del servicio de estacionamiento en la experiencia global de servicios de sus clientes. No basta con ofrecer un servicio neutro (libre de elementos negativos): sin congestión, fácil circulación…NO. Tiene usted que ofrecer un servicio que REVIERTA la carga emocional negativa con que llega su cliente ANTES de que ingrese a destino (Es dura la vida no?).

Personalmente he tratado de imponer como solución estandarizada el colocar gigantografías de mujeres/ hombres semi desnudas(os) en cada pilar, pero el señor Genot es un convencido de no prejuzgar y evaluar cada nuevo proyecto caso a caso.

A la salida el desafío consiste en MANTENER la buena experiencia de servicio, que sabemos obtuvo de su parte.

No permita que el diseño vial ineficiente de nuestra amada ciudad, afecte la percepción de sus clientes hacia su negocio, sorprenda, agrade y conquiste antes de la interacción principal.

Saludos a mis devotos,

Paulo.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s