comment 1

Happy Birthday (y receta de la Daube Límbica)


Celebramos los dos años de Recursos Límbicos con un ligero almuerzo. No se tomaron prisioneros, la rendición fue total.
Nunca los ollas llegaron tan limpias de vuelta a la cocina.

Tres elementos para recordar:
1- La receta de la Daube
Ingredientes: 2 kilos o poco más de carne para resistir una cocción larga (Tapapecho, Sobrecostillar o Plateada), 2 botellas de un vino fuerte (Shiraz por ejemplo), naranjas, especies (2 clavos de olor y nuez moscada), hierbas (laurel, tomillo, apio, romero en la combinación que quieras), salsa tomate natural, aceitunas, 2 cebollas medianas, 4 zanahorias y 2 dientes de ajo, un vaso chico de coñac o bourbón o lo que tengas.

Desgrasa y corta la carne en trozos del tamaño de un puño, déjalos durante toda una noche con la mezcla del vino, de las verduras picadas en plumas (cebollas) o rodajas (zanahorias), del ajo, de las especies y de las hierbas.

Una Daube en preparación

Cuelga el adobo y déjalo reducir un cuarto. Agrega el coñac. Deja secar los pedazos de carne. En otra olla, calienta una mezcla de aceite de oliva y de mantequilla. Cuando haya dejado de tener espuma, sella la carne por todos sus lados y pon los pedazos sellados en la marinada. Finalmente, saltea las verduras y en la marinada. Agrega la salta tomate, el jugo y el rallado de las naranjas.
Déjalo cocer muy lenta al menos un par de horas. Recalentado es mejor.

Poco antes de servir, agrega las aceitunas. Se come con papas cocidas, arroz y pan para sopear (al menos en Francia).

2- El vino Espino de William Fevbre (Cabernet Sauvignon) increible

3- La naranja rallada en el Brownie: no se recomienda para evitar peleas entre tradicionalistas y modernos.

Cariños en tu casa.

Archivado en: Blog, Comportamientos, Limbicos & Cía, Vanguardia

About the Author

Escrito por

Después de más de 20 años dedicados al desarrollo de proyectos urbanos, entendí que nada funciona bien si no se entiende el comportamiento de los usuarios. Desde 2009, estoy dedicado a observar los comportamientos, adaptar las infraestructuras al ser humano e influenciar las conductas de las personas para que su vida sea más fácil. Como profesor de psicología ambiental, comparto esta visión de una ciudad más agradable para vivir.

1 Comment so far

  1. Puede ser que haya sido yo, quien haya sopeado el contenido final diractamente de las ollas, pero jámas lo admitire derechamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s