comment 0

Eficiencia en el Mercado de Capitales (interpretación Límbica)


Imagen

Aprendí de Roberto Darrigrandi, que existen dos grandes visiones para juzgar la Eficiencia en el Mercado de Capitales.

Hay quienes creen que el sistema funciona de buena manera, vale decir que los precios reflejan toda la información relevante a la transacción.

Por otro lado, hay quienes piensan que el sistema presenta desfases y sesgos, lo cual presenta una oportunidad para el inversionista mejor informado.

La segunda corriente, deviene por tanto en un perfil de inversionistas más activo. Todo lógico hasta aquí.

Me parece atractivo de profundizar, respecto a los motivos por los cuales interpretamos desfases y sesgos, como una oportunidad a nuestro favor.

Esta más que comprobado y divulgado (recomendamos enfáticamente “How we decide” de Jonah Lehrer) que hasta un chimpancé puede derrotar a la mayoría de los gurús de inversiones de la bolsa.

Una estrategia pasiva y diversificada, en promedio, tiene mejores resultados que una estrategia activa. El sistema bursátil es tan complejo y dinámico, que no hay manera de vencerlo consistentemente siguiendo una estrategia activa. Exceptuando cuando contamos con antecedentes privilegiados.

¿Porque lo hacemos? ¿Porqué interpretamos como una oportunidad un escenario que puede interpretarse con la misma facilidad como una adversidad?

El gran responsable es nuestra adicción a la dopamina. Recibimos grandes y placenteras descargas de esta hormona, cuando armamos esquemas que nos permiten “predecir el futuro”.

Da igual si tenemos un modelo que funcione de manera consistente o no, somos más que capaces de olvidar las predicciones fallidas y magnificar las certeras, con tal de mantener una ilusión que nos da placer.

Estamos cableados de esta manera.

Teniendo en cuenta lo anterior y asumiendo que no cuenta con privilegios por sobre el resto: Cualquiera sea su visión respecto a la Eficiencia de los Mercados, recomendamos tomar una cartera diversificada y dejar la plata un buen tiempo haciendo su trabajo tranquila.

Para enterarse de otro sesgo humano aún más perverso, el que alimenta toda la industria de apuestas, recomendamos nuestro post de Pollas Mundialeras.

Saludos a mis devotos,

Paulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s