comment 0

De la importancia de llamarse Honesto (o D’Leh o bien TSZ)


Has tratado de encontrar en internet los datos de contacto de un Sebastián Fernández? Es imposible: Google te ofrece como 425 alternativas solo en la Región Metropolitana.
Parece que este problema tiene los días contados como lo muestra el ocaso de Sebastián: pasó del primer rango al noveno en pocos años. Ahora vienen los Benjamin, Augustin y Martin…

Desaparecen los Sebastian en Chile

Desaparecen los Sebastian en Chile


Hay una tendencia mundial en dar nombres cada vez más bizarros a los niños: en Chile aparecen influencia de futbolistas, programas de televisión o simplemente ideas raras (ver aquí).

En Estados Unidos, el Servicio de Seguridad Social informa del aumento de la variedad: los mil nombres más comunes (1000 es mucho, no?) representaba 76,7% de los nacimientos en 2003 pero solamente 72,8% en 2012.

Para Seth Godin, es la demostración que nos estamos poniendo más raros. Antes los raros debían controlarse para evitar las bromas. Hoy gracias a las redes sociales, los raros —pero en realidad cada uno es raro —se encuentran con más raros y compiten para el aprecio de la tribu.

Hombres Osos en una fiesta tradicional en Rusia

Hombres Osos en una fiesta tradicional en Rusia

En definitiva cada uno tiene y es una marca personal. El nombre es fundamental y se nota en las elecciones de los padres. Hay limitaciones obvias, piensa en el bullying al colegio.
Y Siempre queda la alternativa de cambiar de nombre a los 18 años (ver aquí).
Cariños en tu casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s